Apatita en youtube
Apatita en facebook

Espigüete

Subida a Espigüete por el refugio Mazobre - Abril 2011

El macizo de Fuentes Carrionas, situado en la Cordillera Cantábrica, hace de límite natural entre las provincias de Palencia y Cantabria. Sus principales elevaciones son Peña Prieta (2538 m.), Pico Tres Provincias, Curavacas y Espigüete. La Laguna de Fuentes Carrionas, en un circo glaciar del macizo, es el lugar de nacimiento del río Carrión, que atraviesa la provincia de Palencia.

Ficha

Dificultad

Cresta este fácil pero con algún tramo algo aéreo.

Tiempo

6 horas y media.

Distancia

10,8 kilómetros.

Desnivel

1200 metros.

Fotos

Ruta

La ruta comienza en un aparcamiento que hay entre los kilómetros 2 y 3 de la carretera 2102 que va de Cardaño de Abajo a Cardaño de Arriba.

Aparcamiento - Refugio Mazobre - Espigüete (3 horas y media)

Comenzamos a caminar por la pista que sale del aparcamiento, con un cartel de información de la senda de la cascada de Mazobre. Seguimos la pista hasta un desvío y giramos a la izquierda para subir al refugio. Desde la zona del refugio y mirando al monte subimos hacia unos bloques de piedra que dejamos a la derecha. El sendero se pierde pero hay mojones. Pasados los bloques, seguimos subiendo en zig zag por terreno descompuesto hasta llegar bajo los paredones rocosos de la montaña. El sendero continua por la izquierda, hasta subir a la cresta. Desde el refugio también se puede subir por un embudo que se ve a la izquierda de por donde hemos subido. También hay mojones en esa zona.

Tras salir a la cresta nos encontramos en una zona ancha y cómoda para caminar, que sigue estando señalizada con mojones. A partir de aquí, la ruta ofrece pocas dudas porque sigue siempre por la cresta hasta llegar a la cima. Al principio la ruta discurre por terreno descompuesto y empinado, pero ancho para caminar. Poco a poco se va haciendo más estrecha, y en un par de ocasiones se debe destrepar para pasar un par de simas. Antes de la cima Este está la zona más expuesta y aérea de la cresta. Aunque los mojones nos desvían para hacer un pegueño flanqueo por la derecha antes de subir, se puede trepar bastante bien por las placas de roca en una trepada que no llega a II grado con numerosos agarres. Tras la trepada se llega a un primer alto, y después a la cima Este. Desde allí, hay que destrepar con cuidado la muesca que hay entre las dos cimas, y subir a la cima del Espigüete, 2450 metros, con cruz de hierro y vértice geodésico. En los días despejados se ve bien el Curavacas y Peña Prieta, así como los Picos de Europa. Sin embargo, hoy el día está bastante nublado por los alrededores, pese a que tenemos un claro justo encima del Espigüete.

Regreso (2 horas y media)

Regreso por la misma ruta, con cuidado en los destrepes por la zona más expuesta de la cresta.