Apatita en youtube
Apatita en facebook

Cerro del Agudo

Recorrido circular del cerro del Agudo desde los Vives - Octubre 2018

El cerro del Agudo (731 metros) está situado al noreste de la sierra de Abanilla, a caballo entre las provincias de Alicante y Murcia. Tiene un estético espolón con pasos de IV y en este caso hacemos una ruta circular desde las casas de los Vives.

Ficha

Dificultad

Los tramos finales de subida al Agudo tienen bastante pendiente con alguna trepada sencilla. Ruta señalizada con hitos y alguna marca de pintura.

Tiempo

3 horas.

Distancia

8,15 kilómetros.

Desnivel

530 metros.

Fotos

Ruta

Comenzamos la ruta en los cortijos de los Vives, un grupo de casas de la pedanía de la Murada, término municipal de Orihuela. Para llegar a los Vives tenemos que seguir la CV-872 desde la Murada.

Los Vives - El Agudo (1 hora y media)

A la entrada de los Vives, a mano izquierda, junto al contenedor de basura, sale una pista de tierra por la que comenzamos la ruta. Antes había un poste que indicaba el camino, pero la última vez que pasé ya no estaba. Al principio de la pista pasamos junto a la casa del Quito y seguimos subiendo en dirección al cerro del Agudo. Algunas de estas pistas seguramente se hicieron para dar servicio a las antiguas canteras que hay en la zona. Siguiendo la pista principal (que incluye un pequeño atajo) llegamos cerca del estético espolón SW del Agudo. En esa zona tenemos que apartarnos de la pista por la izquierda y subir por una senda hacia el espolón. Hay hitos pero la senda es bastante difusa al principio. Una vez pasemos por la base del espolón hay marcas de pintura y la senda, que está más clara, sube por un barranco hacia un collado al noroeste de la cima. Desde el collado hay una subida directa por terreno bastante empinado que incluye trepadas fáciles. Ya en la cima tenemos una buena vista de los alrededores, en especial de la Vega Baja.

Regreso (1 hora - 1 hora y media)

Desde la cima vamos a bajar por una senda en dirección noreste que se dirige hacia la casa del Agudo. La senda, empinada al principio, llega a una pista en la que giramos a la derecha. El el siguiente cruce volvemos a girar a la derecha. Caminamos en dirección sur hasta el final de la pista y bajamos por una empinada senda que termina en otra pista. Giramos a la derecha y continuamos por el camino por el que habíamos pasado antes de regreso a los Vives.